El exito de Jesucristo Superstar y el Godspell, llevaron al grupo a seguir en la senda teatral y en la de los musicales.

Para continuar el camino, era preciso tener un nombre propio y surge Studio 46. Fué fácil: cuarenta y seis estudiantes, y el nombre de la máquina de escribir donde se confeccionaban los guiones: "Olivetti lettera Studio 46", lo detallaron.

Studio 46 se enamoró perdidamente y de un solo vistazo de "Lovy, el musical. A pesar de su escaso exito en Madrid, la puesta en escena de este musical que ensalza el amor, el compañerismo y los valores de ser humano, fué un nuevo y deslumbrante exito para Studio 46.

El grupo representó este musical en multiples ocasiones y en multiples lugares, siempre con el mismo resultado: éxito.

AllVideos Reloaded

-